DEPENDENCIA EMOCIONAL

La Configuración Sistémica  es una óptima herramienta para abordar las múltiples situaciones o conflictos que tienen lugar en el mundo de las organizaciones.

Desde la visión sistémica vamos a sacar a la luz las dinámicas escondidas que crean desorden en los sistemas empresariales y encontrar soluciones de manera sencilla y definitiva, facilitando la resolución en cualquier circunstancia. El filósofo, teólogo, pedagogo y terapeuta alemán Bert Hellinger desarrolla los principios o leyes que rigen estos patrones inconscientes, así como pautas de intervención para generar una influencia positiva sobre ellos. Su método se ha introducido y aplicado también en Organizaciones y empresas.

La visión sistémica desarrollada por Bert Hellinger se aplica en el ámbito empresarial mediante el coaching sistémico y las constelaciones organizacionales. Es una herramienta revolucionaria y de rápida solución para gestionar diferentes problemáticas que bloquean o limitan el éxito. Permite una  intervención que facilita la comprensión de factores a los que no habíamos tenido acceso anteriormente, siendo de gran influencia tanto en el origen de las dificultades como en distintas opciones de soluciones.

Su aplicación supone un verdadero reto en sistema organizacional ya que implica la necesidad de realizar cambios en la búsqueda de  soluciones duraderas.

Con esta herramienta se trabaja desde problemas motivacionales, de estructura organizacional, conflictos de coordinación entre áreas, bloqueos en el desarrollo de la empresa, desacuerdos entre trabajadores y cualquier problema que esté limitando el éxito y avance de la empresa y de los profesionales que la forman.

La visión sistémica ofrece soluciones rápidas desde la comprensión, y corrige  cualquier patrón de funcionamiento que esté impidiendo el buen funcionamiento de la empresa/Organización en su estructura.

Las Constelaciones Organizacionales/empresas se pueden configurar en Terapia Individual o en Terapia Grupal.

Los asuntos más atendidos son:

– Nuevos proyectos y desarrollo de planes estratégicos. Lanzamiento y posicionamiento de marcas y productos.

– Alineamiento de equipos con el Plan Estratégico de la empresa. Desarrollo y evaluación de desempeño de los equipos. Conflictos entre profesionales.

– Programas de liderazgo, empoderamiento y sentido de pertenencia.

– Rotación permanente de cargos. Ratificación de cargos según sus competencias.

– Interrelación en las empresas familiares. Procesos de relevo generacional.

– Alianzas, sociedades, fusiones o integración de empresas.

– Abordaje de las consecuencias vinculadas a una decisión y a la falta de compromiso en la resolución de problemas.

– Vacantes, selección, reclutamiento, contratación y entrenamiento de nuevo personal.

– Situaciones de crisis como accidentes laborales, bancarrotas, demandas o fraudes.

Desde la visión Sistémica muchos de los conflictos de las empresas familiares, llegando a desaparecer éstas; son debido a las dificultades relacionadas con conflictos familiares no resueltos, o resueltos a destiempo.

Las Constelaciones Organizacionales Sistémicas se basa en tres leyes:

  1. La Ley de pertenencia. Creación de vínculos familiares y por tanto de carácter indefinido, y vínculos grupales de carácter temporal. Todos los miembros tienen el derecho de pertenencia a ese sistema pero puede ocurrir que alguno quede excluido. Es necesario ver cuándo y cómo ocurre y qué consecuencias acarrea dicha exclusión
  2. La ley del Orden: El factor tiempo condiciona que el sistema de prioridad al que ha venido en primer lugar. Todo sistema se inclina siempre a buscar el orden. Pero si ese orden no se cumple y se generan conflictos, hay que revisar las posibles consecuencias.
  3. La Ley de Equilibrio. Un sistema va hacia el equilibrio. Si tal equilibrio no existe, el sistema se rompe. En este caso, habrá que revisar qué ocurre cuando se rompe el equilibrio (la intensidad entre el dar-aportar y el recibir-pedir no es equilibrada).

Las Constelaciones combina los hechos racionales, económicos y objetivos con los factores humanos, emocionales y familiares.

La característica de una ‘Empresa Familiar’ es la combinación estructural de tres sistemas: 1) Familia, 2) Empresa o Negocio y 3) Propiedad.

Es una triada de sistemas con diversidad de reglamentaciones. Cada sistema tiene un desarrollo dependiente del otro. Se emiten tantos inputs positivos como negativos. La familia suele ser el recurso más potente del Negocio y al mismo tiempo el más peligroso